10 consejos para una lactancia exitosa

Publicado el
Ayuda lactancia - MAYUMI Collares de lactancia

¿Quieres tener una lactancia sin problemas? sigue estos consejos

Conseguir una lactancia exitosa es una de las preocupaciones de las madre primerizas. Pero podrás amamantar sin problemas a tu bebé si sigues estos consejos.

Verás que los comienzos de la lactancia son duros, será cansado y puede ser que molesto, al principio, pero te aseguramos que vale la pena!

Con la lactancia materna le estarás dando el mejor alimento que puedes darle a tu bebé. Y le proporcionarás la tranquilidad y la protección que necesita de mamá. Descubrirás una conexión casi mágica.

Allí vamos con los consejos de la Liga de la Leche Materna, con comentarios de las mamás de Mayumi Collares de Lactancia.

1.- Amamanta pronto, cuanto antes

Es importante que después del parto lo pongas a la teta. Todavía no tendrás leche pero tomará el calostro que es un alimento ideal y primordial, ya que en él está la primera inmunización del bebé.

En unos días tendrás la subida de leche… ¡No te asustes! Vas a subir por un tiempo unas cuantas tallas de sujetador… así que no te compres los sujetadores de lactancia de la talla del embarazo, coge unos cuantos de alguna talla más.

2.- Ofrece pecho a menudo, día y noche

Esto es muy importante, el bebé necesita que le ofrezcas pecho todo el tiempo. Al principio le cuesta mucho succionar, es un esfuerzo grande, a veces se duermen al pecho o a veces están largos ratos mamando.

Sí, te sentirás un poco vaca lechera y estarás toooodo el día con la teta fuera. Es mejor que los primeros días tengáis un poco de intimidad hasta que domines el tema. Al principio tendrás tanta leche que necesitarás unos discos absorventes para los pezones y todo olerá a tu leche… Pero todo esto acaba regulándose y pronto no necesitarás ni siquiera los discos.

3.- Asegúrate de que el bebé succiona eficazmente y en la postura correcta

La postura es importante para que el bebé pueda recibir alimento sin cansarse tanto, sin coger aire, etc… Pero también para que no te haga daño y no tengas grietas y otras molestas. Es importante que las comadronas te enseñen a poner bien el bebé al pecho. No salgas del hospital sin tener esto claro, pero si esto pasa, no te preocupes, existen grupos de lactancia que te ayudarán.

lactancia materna
Mayumi Collar de lactancia

4.- Permite que el bebé mame del primer pecho todo lo que quiera hasta que lo suelte.

Ponte al bebé en un pecho y que mame hasta que suelte el pezón. Ofrécele el otro por si quiere más, si no quisiera recuerda cuál es el pecho que le diste antes para la siguiente toma hacerla primero con el otro pecho.

Si no recuerdas qué pecho toca ahora, recurrirás al típico gesto de las mamás de lactantes, palparte las dos tetas a ver cuál está más llena…;)

5.- Cuanto más mama el bebé más produce la mamá

Esto es así, cuanto más come más produces. La leche no se acaba, no se corta… notarás épocas que el bebé succiona más o pide más veces pecho. Es cuando pensamos que se nos ha acabado la leche o que producimos menos, son las denominadas “crisis de crecimiento”.Tu bebé está creciendo y necesita más leche, pero no te preocupes tú puedes dársela. Te estimulará más durante unos días para que produzcas la cantidad que necesita. ¡qué sabio es el cuerpo!

La leche se regula, incluso cuando empieces a trabajar, no sufras, podrás seguirle dando el pecho a tu bebé.

6.- Intenta evitar los “biberones de ayuda”

Los biberones de ayuda confunden y hacen que al no tener la succión del bebé no produzcas toda la leche que el bebé necesita. Normalmente la leche en biberón sale antes y más fácil, si se acostumbra no querrá hacer el esfuerzo que requiere sacarla del pecho.

Pero como siempre… lo primero es el bebé, y a veces si hay problemas médicos o complicaciones, se le da ¡y punto!

7.- Evita el chupete, al menos las primeras semanas hasta que la lactancia esté establecida.

El chupete hay que evitarlo durante, por ejemplo, el primer mes, cuando la lactancia ya está establecida puedes ponérselo.

8.- Recuerda que el bebé también mama por razones diferentes al hambre.

Tus brazos son el mejor lugar del mundo para tu bebé. A veces te pedirá pecho sólo porque quiere estar tranquilo, seguro y relajado.

Sabemos que es duro, que vives para y por él y que no puedes hacer nada, a veces incluso no puedes ni ducharte tranquila, pero aprovecha estos momentos. Relájate y goza de estar con tu bebé, todo pasa y pasa ¡muy muy rápido!

9.- Cuídate y descansa lo que puedas

Tu bebé te necesita en las mejores condiciones, pide ayuda a papá… El principio es duro pero gratificante. Cuando tu bebé duerma, duerme tú también, no importan los platos sucios, la colada o el polvo de los muebles, aprovecha para descansar porque tu bebé te necesita fuerte y feliz.

10.-Busca apoyo. Existen muchos grupos de lactancia que pueden ayudarte.

Esto es importantísimo, ves a un grupo de lactancia. No sólo los consejos de las comadronas son relevantes, te relacionarás con otras mamás que están pasando por lo mismo que tú.  Te sentirás acompañada y verás que lo que te pasa a ti no es anormal, que todas pasamos por lo mismo. Y verás que eso que te preocupa ahora pasará y luego vendrá otra etapa que también pasará…

ah! y el 11.- Usando collares de lactancia evitarás estirones de pelo, pellizcos y demás… satisfaciendo así el reflejo palmar de tu retoño. Y además te sentirás más guapa todavía.

No te olvides de recurrir a webs especializadas como: la liga de la leche o ALBA lactancia

¿Nos contáis vuestra experiencia con la lactancia?