Lactancia y vuelta al trabajo

Publicado el
Mamá trabajadora y lactancia - MAYUMI Collares de lactancia

La vuelta al trabajo no debería suponer el final de la lactancia materna.

Te damos algunas sugerencias que pueden facilitarte la tarea:

  1. No es necesario que empieces a “ensayar” antes de la fecha de vuelta al trabajo dándole biberones al bebé. Continúa ofreciéndole el pecho hasta el último día. Sí es aconsejable es que pruebes antes a extraerte la leche. La técnica requiere de cierta destreza, que se adquiere practicando. Si lo haces el día antes a tu reincorporación laboral, solo conseguirás agobiarte y ponerte nerviosa.
  2. Aprovecha los momentos en los que estés tranquila y el ambiente sea relajado para sacarte leche. Darte masajes en el pecho y aplicarte calor con compresas calientes pueden facilitar la extracción.
  3. Si en el momento de sacarte la leche te encuentras lejos de tu bebé (p.e en la oficina)  lleva contigo algo que propicie la subida de la leche como una pieza de ropita de tu bebé, el collar de lactancia que compartís, etc.
  4. Es normal que durante los primeros días en el trabajo tengas subidas de leche. En unos días la producción se regularizará adaptándose a tu horario laboral.
  5. Ofrécele el pecho justo antes de irte a trabajar e inmediatamente a tu vuelta.  No te preocupes si descubres que tu pequeño no come nada en tu ausencia. Muchos bebés se niegan a comer de biberón o cuando no está su mamá, y cuando ésta vuelve recuperan el tiempo sin parar de mamar.
  6. Aprovecha el tiempo que estés junto al bebé para darle el pecho. Los fines de semana y las vacaciones son momentos excelentes para que “recupere” la semana sin ti.
  7. Ante todo trata de relajarte y tomártelo con calma. Agobiarse solo complicará las cosas, pues el estrés puede afectar a la producción de leche y por supuesto a la extracción.
  8. Si tienes problemas con la lactancia materna, con la extracción o la forma de compaginarla con tu vida laboral, pero no quieres renunciar a ella, no dejes de buscar ayuda e información en grupos de apoyo o asesores de lactancia.

Fuente: www.todopapas.com