Estimulacion temprana del bebe

Publicado el
Estimulacion temprana MAYUMI Collares de lactancia

Antes de comenzar a hablar sobre la estimulacion temprana del bebe lo primero que has de tener en cuenta según la pediatra Gaby Ruíz es que:

“Tienes que observar a tu bebé: ver que le gusta, como responde cuando le dices algo, cuando juegas. Observa como van apareciendo nuevas habilidades del desarrollo psicomotor. Y en base a ello puedes ofrecerle los estímulos. Cada bebé es diferente y no a todos les motiva lo mismo”

A partir de aquí, nos explica en qué consiste la estimulacion temprana del bebe en las diferentes etapas de su desarrollo:

  • Primeras semanas:  

El recién nacido sólo necesita el contacto materno . Que lo madre lo coja todo lo que sea necesario. No te preocupes no se “mal acostumbra”. Se le puede acariciar con suavidad, hablarle y atender sus necesidades (lactancia, cambiarle el pañal, etc.), Pero no necesita mucho más. Si llora sobre todo hay que cogerlo y atenderlo. Si se calma sólo cuando lo coges, no te preocupes, lo único que necesita es contacto. Esta es una de las razones porque el porteo puede ser muy útil en esta fase. Con el porteo el principal estímulo del recién nacido viene del contacto con la madre. Ddesde la seguridad que ello le da, va asimilando cada vez más los estímulos del entorno.

Pero sin duda, llegará un momento en tu peque te pedirá más 🙂

  • Estimulacion del bebe entre los 2 y 4 meses: 

Conforme el el bebé va viendo mejor, la estimulación visual cobra mucha importancia, y más aún si se acompaña de sonidos. Y esa estimulación se hace necesaria. Todas hemos vivido la situación de ” lo saco a la calle y se le pasan todos los males”. Y es que fuera hay mucho estímulos que entretienen y divierte a tu bebé: luces, voces, sonidos…

Alrededor de los dos meses sucede también un hecho crucial en el desarrollo del bebé: la sonrisa social. La estimulación en esta fase es responder a su sonrisa mirándole, hablándole, y acariciándole. El contacto sigue siendo muy importante

Alrededor de los 3-4 meses aparece un nueva habilidad del desarrollo psicomotriz. El bebé va a “descubrir” que tiene manos y que las puede usar para intentar coger algo que le llama la atención.

A la vez va a descubrir el poder explorador de su boca. Por lo que primero se va a “explorar” sus propias manos. En esta etapa los bebés les gusta meterse los dedos y la mano entera en la boca. No siempre quiere decir que le estén empezando a salir los dientes.

La estimulación en esta fase consiste en dejar que se chupe sus manos. Poner a su alcance objetos o juguetes apropiados, que si además hacen ruido y los puede morder, mucho mejor. Por ejemplo un collar de lactancia, un mordedor o sonajero blandito…. Y sobre todo sigue hablándole, acariciandóle, etc.

A esta edad ya van fortaleciendo los músculos de cuello y espalda, y es una buena estimulación ponerlo de vez en cuando acostado en decúbito prono (boca abajo), pero sólo si está despierto y tú estás jugando con él.

Nos encantan estas propuestas de Tigriteando para favorecer el desarrollo emocional y sensorial de los peques entre 0 y 6 meses:

– Si tienen hermanos, propiciar que jueguen juntos, en nuestro pecho con un portabebé, en nuestro regazo, boca abajo,…– Jugar con juguetes o móviles de colores (al principio de colores rojo, negro y blanco pues su canal visual aún no está totalmente maduro) – Jugar con un espejo (tienen que ser espejos de seguridad) – Ver fotos de otros bebes o de miembros de la familia – Canciones de cuna, canciones tradicionales, canciones de dedos,… – Ofrecerle juguetes para agarrar y también que rueden para animarles a reptar, que es la base del gateo – A partir de los tres meses, seguir un objeto – Libros de peluche, de tela, que “crujan”,…- Y mi favorita, comértelo a besos hasta que se parta de risa.

Así que, para estimularlo a esta edad es fácil: ) ponte con tu bebé en el suelo o en la cama, ponlo boca abajo, enséñale algún juguete que pueda morder, háblale,… ríete con él.

Y sobre todo:

Sigue observando que le gusta a tu bebé, juega con él, comunícate con él,… va a ser su mejor estímulo!!!

Fuente: Gaby Ruíz